La diputada provincial Carmen Delgado impulsa modificaciones a la Ley Nº 2402-G (antes 7715) con el objeto de garantizar a los usuarios del servicio eléctrico de la provincia, denominados y categorizados como “electrodependientes por cuestiones de salud”, el reconocimiento total de la facturación del servicio de energía eléctrica y la exención del pago.

En la iniciativa presentada por la legisladora que preside el bloque UCR-NEA indica que los beneficiarios “son aquellas personas que requieran de un suministro eléctrico constante y en niveles de tensión adecuados para poder alimentar el equipamiento médico prescrito por un médico matriculado y que resulte necesario para evitar riesgos en su vida o su salud”.

El proyecto, que lleva el número 5455/18, establece además que “quedan exentos los electrodependientes por razones de salud, como conviviente o como titular del servicio de suministro de energía eléctrica, del pago del suministro. Deberá evitarse por Secheep cualquier conducta que implique privar o interrumpir sus servicios, susceptible de poner en peligro la vida, la seguridad o la salud de las personas electrodependientes, quedando íntegramente reconocida cualquier facturación, en coherencia con los postulados de la Ley Nacional N° 27351”.

La diputada Delgado fundamenta su propuesta en armonizar sus postulados con la redacción de la Ley Nacional Nº 27351, puesto que en oportunidad de su sanción, se invitó a las provincias a adherir a sus preceptos, oportunamente, sin embargo, la provincia generó su legislación propia, aunque obviando la consideración del singular aspecto que implica el reconocimiento de la facturación de los servicios de suministro de energía eléctrica y la consecuente exención de pago.

De esta manera se corregiría el curso de acción actual y la atención eficaz de los pacientes que demandan este tipo de prestaciones, todo ello en acuerdo con la letra y espíritu de nuestra Constitución que dispone que el Estado sea garante de la salud, particularmente ante la existencia de casos graves que requieren una urgente solución para hacer efectivo tal derecho y evitar todo riesgo de vida o empeoramiento en las condiciones de salud de las personas electrodependientes en el territorio de la provincia.