El intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, dijo que el plan de ordenamiento territorial del municipio hasta 2040 que abarca diversos objetivos para una población que hoy suma 320.000 habitantes y llega a casi 500.000 con todo el área metropolitana y será presentado hoy a las 8 en el salón auditorio de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo (FAU) de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE).

La comuna capitalina firmó un convenio con la FAU para avanzar en el plan de ordenamiento territorial 2040 que tiene una primera etapa “es de diagnóstico con un abordaje integral y político de la problemática urbana de Resistencia tomando los antecedentes existentes, como el Brian Thompson de la década del ’70 y todas las expresiones de distintos planes parciales, incompletos o integrales”.

El intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, presentará hoy el plan de ordenamiento territorial del municipio hasta 2040.
Según dijo que hoy planteará “el diagnóstico de carácter integral” de la ciudad y su comunicación a los distintos actores que dijo “va a permitir la interacción con la comunidad en 2018” sobre el diagnóstico propuesto que luego de “recomendaciones y observaciones “se realizará la elaboración del plan que será presentado en el tercer trimestre”.

Las obras

Capitanich dijo que la propuesta deberá tener el plan de inversión pública necesaria y los modelos de optimización de servicio y de intervención de carácter territorial, dijo Capitanich y valoró “el trabajo sistemático, de muy buena calidad, de alto perfil técnico realizado por profesionales del medio”.

Capitanich dijo que Resistencia tiene una densidad poblacional de 19 habitantes por hectárea mientras que “el promedio nacional e internacional es de 150 habitantes por hectárea y cuando se proyectan ciudades de mayor densidad se habla de 2.000 habitantes por hectárea”.

En la evolución de 2001 al 2010 tenemos que “la extensión del uso de las parcelas urbanas fue equivalente a más del 37 por ciento y mientras que la población urbana creció el 11,7 por ciento” y que “luego, entre 2010 y 2017, eso se agudizó. Lo que nosotros tenemos es un problema de densificación y pretendemos hacerlo de un modo planificado”.

El plan de ordenamiento territorial 2040 “va a generar sus productos sobre la base de una visión estratégica: esto quiere decir que el Código de Planeamiento Urbano, más el Reglamento General de Construcciones, van a permitir el desarrollo de la capacidad del poder de policía del municipio en el desarrollo de la ciudad.

“El problema central de Resistencia es que 65 chacras en términos globales, que son 6.500 hectáreas con semejante nivel de dispersión implica un costo extraordinario para la prestación de servicios: desmalezamiento, barrido, limpieza, desagües pluviales, poda, arbolado”, apuntó.

El intendente dijo que esa dispersión también significa “un costo extraordinario para la extensión de servicios de redes domiciliarias de agua potable, de cloacas, el pavimento urbano, de la construcción de veredas” y sobre ese punto dijo que en el relevamiento del estado de las mismas con un porcentaje importante en mal estado.

También dijo que hubo que lidiar con los minibasurales en la ciudad por una gestión deficiente en materia de residuos sólidos urbanos, el sostenimiento de terrenos privados que no se mantienen limpios. “Vamos a tener la sistematización de la infraestructura social urbana”, dijo y sostuvo que el próximo pasó afrontar las necesidades que tiene la ciudad.