Una moto de 125 cc y una camioneta doble cabina, colisionaron, por casusas que no fueron establecidas, en la intersección de la Ruta 89 y el acceso a Charata por avenida Pringles. El conductor de la moto resultó con heridas que ponían en peligro su vida. Desde la Policía Caminera, aseguraron que el casco evito consecuencias peores.

El conductor de la mota llevaba casco, lo que evitó graves consecuencias por la colisión. Con promedios de entre 2 a 4 accidentes por días, los siniestros viales siguen siendo una preocupación en Charata.


Con un promedio de entre dos a cuatro accidentes por día, la situación del tránsito sigue preocupando. En la mañana de este lunes, un nuevo siniestro se dio en uno de los accesos, que frecuentemente tienen mucho tránsito pesado (por allí ingresan colectivos y muchos camiones), entre una camioneta doble cabina, que salía hacia la ruta por avenida Pringles, y una moto que circulaba por Ruta 89, sentido norte-sur.

La colisión se dio sobre la ruta, y afortunadamente el conductor del rodado menor llevaba casco. “El joven que manejaba la moto estaba consciente, tenía casco, lo que fue fundamental para evitar una lesión mayor”, aseguró el comisario Claudio Martínez de la Policía Caminera.