Luego de denuncias anónimas a través de llamadas telefónicas, la policía de Las Breñas, logró interrumpir la comercialización de drogas en una vivienda ubicada en Quinta Dico Acosta, en Las Breñas. Si bien este caso -ocurrido en horas de la siesta del miércoles- no guarda relación con el mega operativo que se llevó a cabo lunes y martes, que terminó por desbaratar una banda que traficaba drogas. Las Breñas vuelve a estar en el centro de la escena.

Cerca de las 13.30 del miércoles, personal policial, tras reiterados llamados telefónicos sobre una presunta venta de estupefacientes, llegó a un domicilio de la localidad, Quinta Dico Acosta, encontrando a cuatro hombres mayores de edad (dos de 43 años uno de 33, y otro de 19), a una mujer de 37 (propietaria de la vivienda, junto a uno de los hombres mayores) y dos menores (una adolescente de 14 años y un niño de 8) en el lugar.

Según el informe policial, estas personas arrojaron a un terreno lindante una bolsa color verde claro, la cual contenía un rectángulo de 6 x 10 cm con sustancia verde amarronada, y una balanza de precisión.

En el lugar denunciado, además de cinco mayores, había dos menores de 14 y 8 años.

Tras demorar a estas personas, uno de ellos entregó ocho envoltorios con marihuana. En total se logró el secuestro de 153 gramos de marihuana. Además, se encontró un revolver calibre 22 largo (con ocho cartuchos con cinco vainas), en la cocina de la vivienda.

Se dio intervención a la División Operaciones Drogas Interior Charata, quedando siendo aprendidos los propietarios, mientras que otros dos mayores fueron notificados de su situación legal, pero puestos en libertad, y luego los menores quedaron bajo la guarda de familiares. Interviene, en principio, la fiscalía de Charata a cargo de la doctora Lucrecia Pistan de Loto.