"Hay que bajar el costo de la política", es uno de los lemas que plantea el Gobierno en los últimos tiempos. En esta línea la Casa Rosada avanza con un gesto, el recorte de un 20% de los cargos "políticos" de la categoría de los jerárquicos, como coordinadores, subsecretarios y directores. En total serían dados de baja unos 600 puestos, con salarios brutos promedio de entre $ 40.000 y $ 130.000. Se trata de funcionarios que fueron nombrados durante actual gestión.

El plan de ajuste liderado por dos de los hombres de máxima confianza del presidente Mauricio Macri, el ministro de Modernización Andrés Ibarra y el vicejefe de Gabinete Mario Quintana. Los funcionarios ya se reunieron con todos los ministros para explicarles los detalles del programa y en breve los titulares de las carteras deberán plantear cuáles serán los recortes. Por el momento no está previsto que haya una reducción de ministerios.
"Hay que bajar el costo de la política", es uno de los lemas que plantea el Gobierno en los últimos tiempos. En esta línea la Casa Rosada avanza con un gesto, el recorte de un 20% de los cargos "políticos" de la categoría de los jerárquicos, como coordinadores, subsecretarios y directores. En total serían dados de baja unos 600 puestos, con salarios brutos promedio de entre $ 40.000 y $ 130.000. Se trata de funcionarios que fueron nombrados durante actual gestión.
El plan de ajuste liderado por dos de los hombres de máxima confianza del presidente Mauricio Macri, el ministro de Modernización Andrés Ibarra y el vicejefe de Gabinete Mario Quintana. Los funcionarios ya se reunieron con todos los ministros para explicarles los detalles del programa y en breve los titulares de las carteras deberán plantear cuáles serán los recortes. Por el momento no está previsto que haya una reducción de ministerios.
La estrategia se desarrolla en línea con el fuerte discurso de Macri el 30 de octubre pasado en el Centro Cultural Kirchner, a poco de que el oficialismo se impusiera en las elecciones legislativas. En esa oportunidad convocó a un gran acuerdo nacional entre distintos sectores, públicos y privados, y llamó a hacer una reducción del gasto público.
La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal fue una de las primeras en poner en práctica esta medida, con un programa para bajar el presupuesto tanto con la Legislatura provincial como con las jubilaciones de exfuncionarios. Los gobernadores peronistas Juan Manuel Urtubey (Salta) y Gustavo Bordet (Entre Ríos) imitaron el gesto de la mandataria bonaerense.
Fuente: TN