En el norte provincial el combate contra las llamas lleva una semana; rodean zonas de reservas naturales; hay dos detenidos. Las autoridades de esta provincia estiman en 10.000 las hectáreas consumidas por el fuego que, desde hace una semana, castiga al norte cordobés. Las llamas están muy cerca de la reserva provincial Chancaní y del futuro parque nacional de estancia Pinas. Hoy quedaron dos personas detenidas por sospechas de que podrían haber iniciado intencionalmente los incendios.

Ante la ausencia de lluvias y la dificultad para combatir los frentes, a los bomberos cordobeses se sumaron refuerzos de Santa Fe y en La Pampa hay una dotación lista para salir. Unos 200 agentes trabajan en el lugar con tres aviones hidrantes; por el esfuerzo lograron achicar el perímetro y limitar el avance de las llamas.

El Ministro de Gobierno, Carlos Massei, explicó que la asistencia de otras provincias permitirá un "recambio" de los bomberos que llevan varios días de trabajo. Insistió en que si no hay condiciones meteorológicas que posibiliten una gran lluvia se dificultará el combate del incendio. El viento es fuerte desde hace una semana y las temperaturas altas.

"Se trabaja diariamente para resguardar las propiedades y la producción animal de la zona. Sin embargo, estimamos que unas 10.000 hectáreas están afectadas", agregó. Hoy no hubo evacuados, aunque la determinación de mover a los pobladores depende de que haya rotación de vientos y el humo y la tierra hagan "irrespirable" el aire.

Los bomberos están organizados en distintos sectores del departamento Minas -en el límite con La Rioja- Sauce Grande, La Argentina, Estancia Guadalupe y Guasapampa. La región es de bosque serrano y Chaco seco; con muchos pastizales, arbustos y árboles.

"Hay un faltante de recursos hídricos. Tenemos nueve camiones cisternas trabajando en la zona para poder recargar no sólo los aviones hidrantes sino también las autobombas de las dotaciones de bomberos", explicó Diego Concha, director de Defensa Civil.

Las detenciones se produjeron después de que esta mañana, en el sobrevuelo de un avión hidrante se observaron tres columnas nuevas de fuego y "a un motociclista que escapaba del lugar en una zona de monte". Hay una investigación policial abierta.

 

Fuente: La Nación