Se llaman RCS y son la evolución de los antiguos SMS. No se necesita bajar una aplicación y se podrá utilizar sin internet. Cuando parecía que nada ni nadie iba a poder con el sistema de mensajería más popular del mundo, WhatsApp, llegaron los mensajes Rich Communications Services (servicios de comunicaciones enriquecidas o RCS, por sus siglas en inglés). No son una nueva aplicación, sino una evolución muy mejorada de los SMS, que llegan integrados en el menú de los celulares con Android.

Dentro de las funciones se pueden encontrar los mensajes tradicionales, con indicadores de escritura y confirmaciones de lectura, hasta mantener conversaciones tanto individuales como en grupo, compartir archivos de texto, fotos y vídeos en alta resolución o mantener una videoconferencia. De hecho, todas estas funciones están integradas en el menú de llamadas, así que no hay necesidad de ir cambiando de aplicación en aplicación.

Al haber sido desarrollado por diferentes compañías y por Google, los RCS cuentan con los protocolos de seguridad y fiabilidad de los SMS, fundamental para los servicios empresariales. Por esto, están pensados a prueba de cortes, al contrario de lo que suele pasar con otras aplicaciones.

Después de la presentación en Canadá y los Estados Unidos, la compañía apuesta fuerte a Latinoamérica con una alianza con América Móvil, Telefónica, AT&T México y Oi. Y para el primer semestre de este año, esperan tener buenos resultados en los mercados más grandes -Argentina, Brasil, México y Colombia-.