¿Quién alguna vez no envió un mensaje a alguien y luego no deseó poder atraparlo en el aire, arrepentido por su contenido? Considerando que eso le sucede a todo el mundo alguna vez, Whatsapp permitirá pronto eliminar textos ya enviados. Los que tienen el "enviar" fácil tendrán un aliciente en Whatsapp: la posibilidad de eliminar los mensajes ya enviados. La aplicación irá brindando esa nueva alternativa de manera paulatina a sus usuarios.

De todos modos, quienes duden sobre la conveniencia de haber enviado determinados mensajes a sus contactos, no tendrán demasiado tiempo para reflexionar sobre ello: la posibilidad de borrado estará disponible sólo durante los siete minutos posteriores a haber mandado un texto.
¿Quién alguna vez no envió un mensaje que hubiese deseado fervientemente poder atrapar antes de que llegue a destino?
Actualmente, Whatsapp solamente permite eliminar mensajes en nuestros registros de chats, pero al hacerlo esos textos siguen estando en las pantallas de quienes los recibieron.
En junio de este año se había anunciado la posibilidad de también eliminar los mensajes en los historiales de los destinatarios, pero la opción fue levantada rápidamente para efectuarle correcciones.
Cómo será
Ahora, con sus características ya definidas, la alternativa de borrar lo que hubiésemos preferido no decir comenzará a aterrizar progresivamente en los equipos de los usuarios.
Para utilizarla habrá que seleccionar el o los mensajes que queremos eliminar y luego darle click al ícono del tacho de residuos. Entonces el sistema preguntará si queremos que esos textos sean borrados sólo para nosotros o también para los destinatarios. Como ya se dijo, esta última posibilidad estará disponible siempre y cuando no hayan pasado más de siete minutos.
¿Y los destinatarios?
Claro que las mismas condiciones mencionadas antes dejan en claro que la nueva herramienta no garantiza por completo que podamos impedir que la/s otra/s persona/s lean lo que decidimos eliminar para ella/s.
Por un lado, sucede que si el destinatario o destinataria lee su chat antes de que se ejecute la eliminación, podrá ver el mensaje. Y por otro, existe la probabilidad de que el sistema dictamine que la eliminación "no fue exitosa" y que, en consecuencia, lo que queríamos borrar permanezca intacto.
Y por otra parte, si el borrado se ejecuta efectivamente, el destinatario verá en su pantalla un aviso de "mensaje eliminado" por el emisor. En función de eso, habrá que tener pensada una buena excusa para explicar qué es eso que dijimos y que nos apresuramos a hacer desaparecer del ciberuniverso.
A la vez, todo esto generará seguramente un nuevo hábito: el de capturar pantallas de chats cada vez que nos dicen algo que consideramos que la otra parte podría borrar en los minutos siguientes.